¿De qué estamos hablando?

La canción de diciembre

 

Diciembre para muchos es el mejor mes del año. Quizás porque es un momento perfecto para encontrarte con amigos y recordar esos viejos momentos vividos a su lado; haciendo que de alguna manera la alegría se concentre en la celebración y hasta esas viejas rencillas se debiliten para dar paso al abrazo que cierra toda herida. Otros creen que diciembre es el mejor mes porque es el tiempo de dar regalos y compartir de lo que tienes con otros; algunos quizás esperan a diciembre con tanta ansiedad para reflexionar hasta dónde han avanzado o retrocedido en la vida, algunos para por fin olvidar el mal año que vivieron y van en la búsqueda de un segundo chance en la vida.

Pienso en lo que Dios me enseño este mes y lo podría resumir en una palabra: Gracia. Cada vez más me doy cuenta que Dios tiene una forma particular de hacer las cosas; y es que cuánto más seamos vulnerables a su amor y sus planes, más puede actuar Él en nosotros para convertirnos en quienes realmente debemos ser. Para mí eso es la Gracia de Dios, esa fuerza increíble que radica en Su amor y que nunca se detiene en aquellos corazones que decidieron pasar su eternidad aprendiendo a hacer de su relación con Dios su prioridad principal.

Y pensándolo un poco más, la Gracia de Dios se parece a Diciembre. Quizás porque al permanecer en Su eterna gracia siempre encontrarás el momento perfecto para encontrarte con Él, aún si tu relación ya tiene telarañas gracias al descuido que le das; e incluso por más fallas y pecados en tu cuenta, siempre habrá un chance para restaurar tu amistad con Dios cuando volteas a Su gracia.

Quizás la Gracia con Diciembre se parece porque es en permanecer en ella que te conviertes en un íntimo de Dios. Y al igual que nosotros, a Dios le encanta dar regalos, bendiciones y sorpresas que le dan un valor agregado a tu vida. Con esto no digo que esa sea la razón principal para amar a Dios (vendríamos a ser muy materialistas e interesados en mi opinión); pero ¿Acaso no se siente tan bien sentir que fue Dios quien te bendijo?

Y opino que la Gracia se parece a Diciembre porque es en permanecer en ella que podemos entender de dónde Dios nos ha movido y quienes podemos ser en el nombre de Dios. La gracia si bien es cierto la asociamos a que actúa en los momentos donde Dios nos ofrece segundas oportunidades, también funciona para empoderarnos a creer que Dios tiene un plan más en nuestra vida.

Acompaño este mes con una versión moderna de una canción que ha acompañado a muchos cristianos de distintas generaciones, pero que da a pesar del tiempo, el mismo sentimiento, ese que nos hace sentir a los cristianos que realmente vivir la vida sin Dios ya no es una opción.

Canción: Amazing Because it is.   Banda: The Almost.     Album: Southern Weather.